¿Querés vender tu auto usado? Lee lo que tenés que saber antes de concretar la Venta.

¿Estás pensando en vender tu auto usado y querés saber qué recaudos tenés que tomar para liberarte de toda responsabilidad por lo que pueda llegar a ocurrir con ese auto? Enterate acá de todo lo que tenés que saber para evitar problemas legales!

La venta de un auto usado es una decisión muy común, pero es importante saber que transferir la titularidad de un vehículo puede generarnos problemas legales si no tomamos los recaudos necesarios a la hora de concretar la operación con el comprador.

VENDER A UNA AGENCIA O CONCESIONARIA

Es la opción más elegida: concurrir a nuestra agencia o concesionaria de confianza y «canjear» el auto por un modelo más nuevo abonando la diferencia de precio o dejar nuestro vehículo y recibir el precio directamente de la agencia o concesionaria o del comprador final una vez que el automóvil sea vendido.

Paradójicamente, es la opción que más riesgos conlleva.

¿Por qué? Porque en nuestro derecho el único Titular de un Vehículo es quien figura en el Registro de la Propiedad Automotor como tal. Es decir, no importa que hayamos dejado el auto en parte de pago a la agencia, que hayamos cobrado el precio de venta del mismo o que incluso otra persona maneje con habitualidad nuestro vehículo: seguimos siendo propietarios hasta tanto no denunciemos que hemos vendido el auto en el Registro de la Propiedad Automotor.

VENDER A UN PARTICULAR

Es la opción más difícil pero que menos riesgos conlleva.

Desde ya que encontrar el comprador de nuestro auto no resulta una tarea sencilla, ya que depende de varios factores (la economía, el estado general de nuestro auto, a qué precio queremos venderlo, el precio de mercado, etc). Pero, se cuenta con la seguridad de que en el momento en que nos abonan el precio y entregamos las llaves, también realizamos la transferencia de dominio del automotor. Es decir, conjuntamente que recibimos el dinero el auto «deja de ser nuestro problema legal», siendo que a partir del instante en que suscribimos el «Formulario 08» en el Registro de la Propiedad Automotor el comprador pasa a ser efectivamente el Titular del Vehículo.

Hoy por hoy existen cientos de páginas webs dedicadas a la venta de autos usados, por lo que la tarea suele ser mucho más sencilla y ágil. Por ejemplo:

www.demotores.com.ar                            www.deautos.com                                   www.autofoco.com

¿Qué riesgo tiene ser propietario de un automotor que en los hechos «no es nuestro»?

 

  • Impositivamente, seguimos siendo los únicos responsables del pago de las deudas de patentes.

¿Cómo saber si el auto que vendimos tiene deudas de patente?

-en la Ciudad de Buenos Aires se debe ingresar la patente AQUÍ.

-en la Provincia de Buenos Aires se debe ingresar la patente AQUÍ.

  • Continuamos siendo los obligados al pago en el supuesto de que el vehículo cometa alguna infracción. Incluso, las multas continúan llegando a nuestro domicilio y a nuestro nombre. Aunque, lógicamente, quien manejaba el auto y cometió la infracción no somos nosotros.

¿Cómo chequear si tenés infracciones o multas?

-en la Ciudad de Buenos Aires debés ingresar tu DNI o la patente del vehículo vendido AQUÍ.

-en la Provincia de Buenos Aires se debe ingresar tu DNI o la patente del vehículo vendido AQUÍ.

  • Somos civilmente responsables por los daños y perjuicios que se produzcan con el automotor en nuestro carácter de dueños del mismo. Es decir, somos económicamente responsables por los accidentes de tránsito que nuestro vehículo genere. Por tanto, tendremos que abonar las indemnizaciones que ello conlleve si el causante del accidente de tránsito fue nuestro auto (aun cuando lógicamente no hayamos tenido ninguna participación en el hecho).

Normalmente, este último gasto es solventado por la Compañía de Seguros, pero sucede en muchos casos que quien resulta ser el nuevo conductor del vehículo no contrata ningún Seguro de Responsabilidad Civil o, aun teniéndolo, olvida pagarlo, generando que la Compañía Aseguradora no cubra el siniestro por falta de pago. Dato más que importante a tener en cuenta ya que no solo resultaríamos demandados por el cobro de la indemnización por el accidente de tránsito, sino que tendríamos que abonar de nuestro bolsillo la indemnización debida a la víctima y los honorarios de su abogado.

Esto es así porque en nuestro derecho existe la «Responsabilidad Civil Objetiva», que a los efectos indemnizatorios prescinde de quién efectivamente cometió el evento dañoso -es decir, quién conducía el vehículo al momento de siniestro- y carga con las consecuencias del accidente al Titular del Vehículo. Se entiende que, si el auto le resulta beneficioso para trasladarse pero es un «objeto riesgoso», es su propietario quien debe también asumir los daños provocados por esos riesgos que se asumen al conducir.

¿Cómo evitar reclamos del comprador posteriores a la entrega del auto?

Una vez que estemos de acuerdo en el precio de venta con el comprador, también debemos ponernos de acuerdo en el resto de las cláusulas que regirán la operación: para ello debemos suscribir un Boleto de Compraventa. 

Es esencial que la redacción del mismo esté a cargo de un abogado, ya que de esa forma ambas partes se asegurarán de dejar sentado por escrito cuáles son los términos y condiciones en los que desean llevar adelante la Compraventa. Será el profesional quien redacte las cláusulas de modo claro y conforme a derecho, asesorando a las partes de los beneficios y desventajas de cada uno de los compromisos asumidos por ellas.

Es sumamente importante que haya una constancia escrita de cuáles son los compromisos que asume cada una de las partes y los que no, ya que si en un futuro el vehículo sufriera algún desperfecto dicho papel sería la prueba de que el defecto era  existente al momento de adquirir el automóvil o no.

Este aspecto es troncal, debido a que es una relación jurídica que se encuentra protegida por las normas de Defensa del Consumidor, las que establecen que el «consumidor» gozará de una garantía legal obligatoria que tendrá vigencia por 3 meses a partir de la entrega

por los defectos o vicios de cualquier índole, aunque hayan sido ostensibles o manifiestos al tiempo del contrato, cuando afecten la identidad entre lo ofrecido y lo entregado y su correcto funcionamiento.

Allí mismo dejaremos plasmado cómo será la forma de pago y cuál será la fecha en que llevaremos adelante la transferencia del auto comprado.

¿Cómo evitar riesgos de Responsabilidad Civil al vender un auto usado?

Como he referido, es nuestro deber inscribir la transferencia en el Registro para evitar ser civilmente responsables por los daños y perjuicios que se produzcan con el automotor.

Podemos evitar esta responsabilidad  si, con anterioridad al hecho, comunicamos al Registro que cedimos el automotor. En tal caso, se reputa que el comprador reviste el carácter de «tercero por quien no debemos responder» y que el automotor fue usado contra su voluntad. En los hechos, no evitamos ser parte de un proceso judicial en que se dilucidará la responsabilidad de quien conducía el vehículo en la producción del accidente de tránsito, pero al menos podremos defendernos aduciendo que en ese momento ya no eramos dueños del vehículo y que no debemos responder por los daños que el comprador provocó. Desde ya que para ello debemos contratar un abogado que judicialmente explique las circunstancias tal y como sucedieron.

La Denuncia de Venta debe hacerla el Titular del Vehículo (vendedor) en el momento de entregar el automotor a otra persona (comprador). Si bien es conveniente hacerla el mismo día de la venta, puede hacerla sea cual fuere el tiempo transcurrido desde la operación.

Debe hacerse en el Registro Seccional de la Propiedad Automotor donde el automóvil estuviere registrado (es decir, donde se patentó). Podemos conocer dónde está radicado un vehículo introduciendo la patente AQUÍ.

¿Qué datos se necesitan para hacer la comunicación en el Registro?

  • Patente del automotor
  • Nombre, apellido, número y tipo de documento de identidad del vendedor.
  • Nombre, apellido, número y tipo de documento del comprador (aunque, si no contamos con estos datos no nos impide realizar el trámite).
  • Lugar y fecha en que se efectuó la entrega del automotor. Si no recordare ese dato se consignará la fecha aproximada de entrega.
  • Cualquier otro dato que resulte de interés (por ejemplo, domicilio del comprador).
  • Original y fotocopia de cualquier constancia que el vendedor posea de la celebración de venta (si se tiene).
  • Documento que acredite identidad.
  • Libre deuda de infracciones.

Mencioné anteriormente en qué sitios web podemos consultar las multas impagas en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires. No obstante, este libre deuda se tramita y se entrega personalmente en el Registro y tiene alcance nacional; es decir, incluye las multas de toda la República Argentina.

Se debe asistir dos veces al Registro: la primera para presentar toda la documentación detallada anteriormente y la segunda para recibir la constancia del trámite. Si por algún motivo no puede ser inscripto el trámite, se entregará una hoja con las observaciones que deberán ser subsanadas por el peticionario.

La Denuncia de Venta  puede delegarse en un abogado, quien se encargará de presentar en el Registro la documentación necesaria y de retirar la constancia que el Registro emita de haber realizado exitosamente el trámite.

Esto nos ahorrará tiempo, ya que solo tendremos que certificar por Escribano nuestra firma inserta en el  Formulario a presentar. Este dato es esencial, ya que los Registros están ubicados por lo general lejos del domicilio del dueño y tienen un horario acotado de atención (8:30 a 12:30 hs), por lo que siempre están colapsados de gente.

Finalizado el trámite, el Registro procederá a citar el neuvo dueño del auto, para que realiza la Transferencia de Dominio a si nombre en el plazo de 30 días hábiles de presentada la Denuncia de Venta. Si no se presenta, a partir del día 31 comienza a correr una mora y se le decreta al comprador la prohibición de circular. Desde ya que esto no produce ningún riesgo para quien realizó la Denuncia de Venta.

¿Cómo evitar seguir siendo deudor por las patentes del auto vendido?

Es importante aclarar que la Denuncia de Venta solo sirve para que el Titular del Vehículo se libere de Responsabilidad Civil si se comete un ilícito con ese rodado. Sin embargo, hasta que no se realice la Transferencia del Vehículo, la denuncia de venta no es suficiente para eximir de responsabilidad tributaria ante la Dirección General de Rentas; por tanto, quien figure como Titular Registral será responsable por el pago de las patentes.

La única forma de limitar la responsabilidad frente al impuestos a los automotores es:

  • En la Ciudad de Buenos Aires se debe presentar una fotocopia de la Denuncia de Venta en la Dirección General de Rentas dentro de los 90 días de la entrega del vehículo.
  • En la Provincia de Buenos Aires se debe presentar una fotocopia de la Denuncia de Venta en cualquiera de las oficinas de distrito de la Dirección Provincial de Rentas al entregar el automotor.

Ahora sí: una vez que retiraste la constancia de trámite en el Registro y lo presentaste en Rentas oficialmente dejaste de ser el dueño del vehículo y no tenés que preocuparte por ningún problema legal ¡Felicitaciones!

Si tenés una consulta por este tema escribinos a info@mundolegal.com.ar o completá el siguiente formulario que será respondido por un profesional a la brevedad.

 

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *